martes, 15 de julio de 2008

"del estado al hombre es orden, del hombre al estado violencia"



Cuando la alumna de 14 años del Liceo Darío Salas, Música Sepúlveda, tomó ayer un jarro de agua para lanzársela a la cara de la ministra de Educación, Mónica Jiménez, probablemente no midió que esa acción significaría su expulsión unas horas más tarde.

Al enterarse de la noticia, el alcalde de Santiago, Raúl Alcaíno, solicitó de inmediato a la jefa de la dirección de educación municipal que se le cancelara la matrícula a la joven. La jefa municipal se comunicó con el director del liceo para que ejecute la decisión.

"Hay que observar un mínimo de respeto con las autoridades. La ministra Jiménez ha sido sumamente respetuosa, siempre ha propiciado el diálogo. Ella no se merece que una mocosa le haga un agravio de esta naturaleza", advirtió Alcaíno, quien le envió una carta a la titular manifestándole su solidaridad.

Pero no sólo Alcaíno condenó la acción. También lo hicieron la Presidenta Michelle Bachelet y diversos actores políticos (ver nota relacionada).

La ministra había asistido al cierre de los diálogos participativos por la educación pública, organizados por el Mineduc, en el Hotel Crowne Plaza, adonde llegaron dirigentes del Colegio Metropolitano de Profesores y de la asamblea de estudiantes.

Cuando debió cerrar el encuentro, la ministra no pudo realizar su discurso porque los dirigentes le reclamaron sus demandas entre gritos. Fue entonces cuando Música Sepúlveda, alumna de primero medio, se acercó a Jiménez recriminándole la violencia de Carabineros en las tomas y protestas. Acto seguido, tomó un jarrón de agua que había sobre la mesa y se lo lanzó en la cara a Jiménez, quien tuvo que retirarse del salón.

"Esto ha desprestigiado el movimiento de ellos", afirmó la ministra tras la agresión, aludiendo a escolares y profesores. Agregó que "han demostrado que no son capaces de dialogar".

Jiménez aclaró que no presentará acciones legales en contra de la estudiante, porque primero quiere hablar con ella y su familia. Lo mismo planteó respecto de la expulsión resuelta por el alcalde Alcaíno. La ministra matizó la situación, e incluso bromeó: "Por suerte fue con el agua y no con el jarro, porque habría sido un poco peor".

Amplia condena a la agresión contra la ministra

MICHELLE BACHELET
Presidenta de la República

"No me parece positivo, no me parece que le haga bien a la democracia, a nuestro país, que en los espacios de diálogo pueda haber actitudes agresivas como ésta.

No me parece comprensible que quienes tienen el deber, la responsabilidad en nuestro país de entregar valor y principios todos los días en el aula de clases, pudieran respaldar una actitud que claramente va en contra de los valores y principios que a mí me gustaría que un hijo mío reciba".

CAMILO ESCALONA
Presidente del PS

"Comprendo el accionar de los menores debido al contexto en que sucedieron las cosas y por el diálogo engañoso al que están invitando las autoridades. No se les puede culpar a los profesores de todo lo que sucede con los menores. El movimiento estudiantil se ha reactivado por el rechazo a la Ley General de Educación (LGE) y por no crear instancias de debates que integren a todos los grupos".

HERNÁN LARRAÍN
Senador de la UDI

"Condeno de la manera más enérgica esta grosería de la que ha sido objeto la ministra Mónica Jiménez, quien está llevando adelante los
trabajos de su cartera con altura, dignidad y compromiso efectivo con la mejoría de la calidad de la educación en Chile".

SERGIO ROMERO
Senador de RN

"Se ha pretendido justificar algo que no tiene excusa, por dos aspectos esenciales: es un ataque contra una mujer y estamos hablando de una ministra de Estado, como lo es Mónica Jiménez. Si esta situación no es rechazada como corresponde, va a derivar a límites insospechables".

CRISTIÁN LABBÉ
Alcalde de Providencia

"Esto es inaceptable y es una muestra de que nuestra sociedad se ha vuelto intolerante. También es un retroceso en el debido respeto hacia las autoridades".

SOLEDAD ALVEAR
Presidenta de la DC

"Me parece pésimo y una señal muy mala, que cuando en democracia estamos trabajando y se ha hecho un encuentro para dialogar sobre una reforma, la respuesta sea una agresión a una ministra de Estado".

JAIME GAJARDO
Pdte. Colegio de Profesores

"Comprendo el accionar de los menores debido al contexto en que sucedieron las cosas y por el diálogo engañoso al que están invitando las autoridades. No se les puede culpar a los profesores de todo lo que sucede con los menores. El movimiento estudiantil se ha
reactivado por el rechazo a la Ley General de Educación (LGE) y por no crear instancias de debates que integren a todos los grupos".

AMADOR SEPÚLVEDA
Dirigente ACEUS

"Esta acción responde directamente al descontento que existe por parte de los estudiantes. La validamos absolutamente y comprendemos las razones por las cuales la hizo. Esta compañera fue víctima de una golpiza brutal en el desalojo del Liceo Darío Salas, por lo cual ella tomó esa opción. La validamos y la respaldamos".

La niña asegura que no pedirá disculpas

"No estoy arrepentida. ¿Ella ha pedido disculpas públicas por todo lo que nos han mojado, lo que nos han golpeado y se nos ha tenido más de 13 horas dentro de una comisaría?". Así de tajante fue Música Sepúlveda Caviedes en una conferencia de prensa efectuada en la sede del Colegio de Profesores.

La niña -quien ha sido detenida cuatro veces durante manifestaciones- exigió que sea la ministra quien se disculpe con los estudiantes.

Incluso, reprochó la opinión de la Presidenta Michelle Bachelet, y dijo que si creía que la mejor manera de "educar era reprimir en las calles".

Alumna de 1º. medio B del Liceo Darío Salas, relató que "yo estaba tranquila y la ministra no me quiso escuchar (...) lo primero que vi fue el jarro de agua y dije, 'bueno, a nosotros cuando queremos dialogar se nos intoxica, se nos golpea y se nos moja, sea invierno o verano, les da lo mismo (...) y dije, ella quiere dialogar', y como no está escuchando, dije 'bueno, agua es lo menos porque ella acepta que nos intoxiquen".

Junto a su madre, Ruth Caviedes, y algunos de sus compañeros de colegio, la menor también criticó la actitud de la secretaria de Estado, quien bromeó con que el agua podría haber estado más tibia. "Me parece muy irónica y falta de respeto", añadió.

La madre de Música, Ruth Caviedes, avaló el actuar de su hija, y afirmó que "hay que ver qué pasó antes. Cuando los senadores se agarran a puñetes en el Congreso, ¿quién los sanciona? Nadie".

Respecto de la petición del alcalde Raúl Alcaíno, para que se le cancele la matrícula, ambas señalaron que aún no han recibido ninguna información oficial, y que volverá a clases a su liceo.

CONFESIÓN

ANOCHE, en TVN, la ministra afirmó que Educación ha resultado una cartera "dura" y que, de haber sabido lo que pasaría, "a lo mejor" habría pensado más antes de aceptarla.

(M. GRACIA DALGALARRANDO, EL MERCURIO ONLINE, 15 DE JULIO)