miércoles, 23 de junio de 2010

"Los niños primero" (extracto), por Christiane Rochefort, 1977


Expropiación del ambiente

Los edificios escolares están destinados a los niños. Ahora bien, los antiguos parecen inspirados en un pensamiento carcelario, y los modernos se parecen a jaulas. Todos pueden figurar en el catálogo de edificios más feos y tristes que nunca se hayan construido. Su diseño arquitectónico -después de haber retirado a los niños del mundo diverso- parece no darles la oportunidad de ver nada más.

Es una manera muy extraña de pensar en los niños.

1 comentario:

educandoenlacasa dijo...

Hace poco le pedí a mi sobrino de 9 años que dibujara su aula. Me comentó ¿No pretenderás que dibuje 30 sillas y 30 bancos? No dijo 30 niños sino 30 muebles. Fuerte ¿no?